El sexismo se mantiene todo el año, pero las acciones destinadas a su erradicación suelen ser puntuales y en fechas muy concretas como el 8 de marzo o el 25 de noviembre. Una excepción a esta costumbre es el hecho de que en Navidad muchas organizaciones y los propios centros educativos hacen un esfuerzo por poner en marcha campañas de sensibilización sobre el sexismo en los juguetes, pero lo cierto es que el tema de los Carnavales pasa desapercibido y, al menos en Canarias, se trata de una de las fiestas principales del año.

Ya sabéis que no soy partidaria de atacar o intervenir desde acciones puntuales ni paracaidistas y que el sexismo se muestra en detalles, comportamientos, ideas, que van minando nuestra construcción y sentido de la Igualdad entre mujeres y hombres sin darnos cuenta, de ahí que deba ser algo tratado de forma sistemática, en todas las esferas y por el máximo de agentes implicados para ofrecer una nueva perspectiva que visibilice y rechace la desigualdad.

Eso no quita para que aprovechemos aquellos momentos en los que se muestra el sexismo de forma evidente para acompañar a nuestro alumnado en el difícil arte de educar la mirada y desarrollar el pensamiento crítico. Ninguna de estas acciones se realizan de forma espontánea ni por arte de magia y es labor de aquellas personas que creemos en la educación dedicar tiempo y esfuerzo a ellas.

Otra cuestión que caracteriza el modelo que llevo a cabo es partir siempre de una visión constructiva, analizaremos aquello que no va bien, pero mostraremos SIEMPRE propuestas de mejora, espacios para que nuestro alumnado conozca otros modelos en los que basarse y tener la oportunidad de crear recursos, ideas, para el cambio.

Comparto aquí algunas propuestas que podemos llevar a cabo tanto en el aula como en familia:

  1. Analizamos los folletos publicitarios del Carnaval: Podemos pedirle al alumnado que traiga a clase diferentes folletos de disfraces o que los busque en Internet. Por equipos pueden comenzar a analizarlos para llegar a conclusiones de manera inductiva, constatando los datos a través de preguntas facilitadoras como: ¿Cuáles son los disfraces principales que se ofrecen para chicas? ¿y para chicos? ¿son los mismos? ¿Qué cualidades muestran los disfraces para chicas y para chicos? Si son de profesiones ¿se asignan profesiones diferentes por sexo? ¿qué disfraces tienen más cantidad de ropa, las de chicas o las de chicos? ¿a qué crees que se debe?

Aquí tienes como muestra algunas imágenes extraídas del catálogo de disfraces de Juguettos 2016:

11

1

1

Tras el análisis y debate, cada equipo puede proponer la realización de un disfraz unisex o versionar disfraces para chicas y chicos que no transmitan sexismo y entre toda la clase crear un nuevo folleto de disfraces para el Carnaval. Con las ideas de dicho folleto podrían elaborar los disfraces y hacer un desfile.

Aquí les dejo un ejemplo, para disfrazarnos de Minion extraído del reino de los juguetes

1

Si trabajamos con adolescentes o con familias podemos adentrarnos, además, en el análisis de la hipersexualización en los disfraces, que ya llegan a la etapa de infantil, como los casos que se exponen en las imágenes siguientes. Podemos tratar la visión que se ofrece especialmente del cuerpo de las mujeres desde edades cada vez más tempranas, de la inclusión del adjetivo sexy en muchos de los disfraces dirigidos al público femenino y analizar la imagen que se desprende y lo que provoca, teniendo en cuenta además lo que supone para aquellas personas que trasgreden el mandato de género. Hablamos de niños y niñas que no ven el mundo como una dicotomía, como estancos cerrados para mujeres y hombres, etc. independientemente de la identidad de género u orientación afectivo-sexual. De hecho, el ideal sería poder conseguir precisamente que nuestro alumnado no asuma sin más los roles de género establecidos, que pueda cuestionarlos y decidir libremente de qué manera quiere expresarse.

1

Fuente imagen: http://cdnb.20m.es/sites/55/2016/02/image7-620×860.jpeg

2

Fuente imagen: http://cdnb.20m.es/sites/55/2016/02/image6-620×476.jpeg

En el blog de Alba Alonso Feijoo, Realkiddys encontrarás un artículo muy interesante que habla precisamente de esto: Cuando comprar en la juguetería o el Sex-Shop es lo mismo.

Una propuesta original sobre esta temática la tenemos gracias al ingenio de Feminista ilustrada

via GIPHY

2. El baúl o rincón de los disfraces: Ideal para lxs más peques, aunque en el resto de etapas es igual de útil, educativo y divertido. Contar con un baúl o rincón de disfraces es un gran recurso para romper los roles de género, trabajar la expresión, convertirnos en un personaje, vivir la historia a través de la representación de biografías, etc. Esta actividad nos puede ayudar para desarrollar las dotes de interpretación, trabajar la empatía, el juego simbólico, la socialización, romper la vergüenza, entre otras muchas.

Lo importante es tener siempre unas reglas básicas en el juego, los disfraces no son ni de chicos ni de chicas. Todas las personas podemos ponernos cualquier complemento y jugar a inventar o representar el personaje que queramos.

1 Fuente imagen: losrinconeseninfantil

Esta actividad podemos aprovecharla para favorecer un uso responsable y reciclar o reutilizar materiales, ropas viejas, diversos elementos, etc. para confeccionar con creatividad y sin gastar dinero grandes disfraces y complementos.

En Manualidades infantiles encontrarás numerosas propuestas.

1

3. Analizamos las letras de las murgas: Durante muchos años las letras de las murgas del carnaval han estado plagadas de alusiones sexistas y homófobas. Hacer parodia de las personas gays o transexuales es algo que parece formar parte de la propia fiesta. Este tema  puede darnos la oportunidad de analizar el contenido de las canciones presentadas en el Carnaval, el tipo de lenguaje utilizado, a quién van dirigidos y de qué manera los ataques lingüísticos, etc.

El año pasado se creó una gran polémica sobre este tema en el Carnaval de Tenerife, donde por primera vez y gracias a la indignación de los colectivos LGTB y la población en general, se retiró la letra de una canción por homófoba, de una de las filarmónicas más importantes de nuestro Carnaval, La NiFú-NiFá.

Aquí está la letra de la polémica, podemos trabajarla con el alumnado de Secundaria y replicar el debate o bien realizar un juicio en el que expresar las diferentes posturas, escuchar las versiones y establecer el veredicto ajustado a la ley, que nos ampara a todas las personas y que expresa que ninguna persona puede sufrir discriminación por motivo de sexo, orientación ni identidad. El alumnado puede realizar una investigación previa para conocer en los medios públicos qué se dijo, cómo se trató el tema, etc. y realizar un análisis sobre los estereotipos, prejuicios, ideas… que tiene la población respecto al tema.  Aquí les dejo la noticia del Diario de avisos.

1

Cada vez hay más grupos concienciados que aprovechan precisamente una plataforma como el Carnaval para gritar la indignación y repulsa sobre la desigualdad que sufren las mujeres, sobre el machismo, etc. Aquí les dejo algunos ejemplos:

Con el alumnado podemos investigar sobre las temáticas de las letras de las murgas presentadas al Carnaval de nuestro municipio, cuáles son las reivindicaciones, críticas, etc. La violencia machista, la desigualdad entre mujeres y hombres, ¿ se encuentran entre ellas?

Como propuesta podemos organizar una murga con nuestro alumnado en la que los temas principales giren en torno a la reivindicación de la Igualdad, igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, violencia de género, sexismo, respeto a la orientación afectivo-sexual, identidad de género, contra los roles de género, etc.

4. Analizamos las campañas publicitarias del Carnaval: Una forma de visualizar el sexismo en el carnaval es a través de los anuncios que tenemos sobre esta fiesta. Podemos hacer uso de estos anuncios para analizar el sexismo en ellos. Como recurso les dejo algunos de los anuncios que cada año, en clave de humor, nos propone Dorada. Podemos reflexionar con el alumnado de Secundaria en adelante, además, sobre la unión que hay entre el Carnaval y el alcohol, cómo precisamente son estas compañías las que promocionan el carnaval y analizar los entresijos y mecanismos de la publicidad, como el uso del humor y la diversión para conectar con el gran público, etc.

Podemos jugar con el alumnado como si fueran extraterrestres y les llegaran estos vídeos a su nave por primera vez y tienen que hacer un informe sobre lo que ven y cómo entienden la fiesta del Carnaval, qué es lo que hay que hacer, si son cosas diferentes según si son mujeres u hombres, etc.

Una de las conclusiones a la que podríamos llegar, y que si no la extrae directamente el alumnado podemos guiar, es que “los hombres en Carnaval se visten de mujeres”.  A partir de aquí podemos iniciar un debate sobre la Identidad de género, los sentimientos que les producen a las personas transexuales sentir que se mofan de ellas en estas fiestas, cómo muchos trasgreden los roles de género en esta fiesta, pero son incapaces de hacerlo en otros momentos del año o en otras parcelas, o bien agreden a aquellas personas que sí lo hacen. ¿Por qué los hombres quieren vestirse siempre de mujeres en Carnaval? ¿Por qué, en cambio, no es una tradición que lo hagan las mujeres? ¿Qué crees que hay detrás de esta idea? Podemos aprovechar algunas de las opiniones que se vertieron sobre esta pregunta en el Día.es  Es importante desgranar estas ideas con el alumnado, masticarlas y mostrarlas con detenimiento para favorecer el pensamiento crítico y evitar el sexismo. Un hombre para parecer más divertido y gracioso se viste de mujer, ¿en qué lugar deja eso a la mujer? ¿ser mujer es en sí motivo de burla? …

Como propuesta podemos organizar una campaña en favor de un Carnaval libre de sexismo, puede ser un anuncio, un cartel, etc.

Aquí les dejo como muestra dos carteles elaborados para estos Carnavales por la revuelta violeta y la asamblea feminista de Cádiz.

1 2

Amaya Padilla Collado
Mi nombre es Amaya y soy maestra de Apoyo a las n.e.a.e (necesidades específicas de apoyo educativo) desde el 2002, año en que entré a formar parte del Cuerpo de Maestrxs de la Consejería de Educación de Canarias. Maestra de Educación Infantil y Psicopedagoga, acreditada en Igualdad, con un único deseo, llenar las mochilas de nuestrxs peques para que aprendan a ver y pintar el mundo con todos los colores del Arco Iris.

Related Post