Aquí les dejo las tareas y resultados previos de esta actividad, en la que hemos analizado los juguetes sexistas, aprovechando los regalos recibidos por el alumnado en Navidad:

– Analizamos el sexismo en los regalos de Navidad – 1

– Analizamos el sexismo en los regalos de Navidad – 2

En esta tercera sesión lo que hicimos fue colgar los paneles de imágenes con los juguetes diferenciados por sexos, que encontrarán aquí.  En una columna pusimos los juguetes de las niñas y al lado los de los niños y nos pusimos a analizar conjuntamente ambos paneles. Me quedé muy sorprendida porque nadie era capaz de nombrar las diferencias así que hubo que guiar bastante la sesión con preguntas tipo, ¿se parecen los juguetes de las niñas a los de los niños? ¿por qué no se repiten los juguetes? ¿cómo son los juguetes de las niñas? ¿de qué color son? ¿con esos juguetes me puedo mover o son para estar más quieta? Si con los juguetes lo que hacemos es practicar para saber ser y hacer las cosas de mayores, ¿qué me enseñan los juguetes de las niñas y los de los niños? etc.

A través de estas preguntas fueron cayendo en varios detalles:

1) Las niñas tenían menos juguetes representados en el panel porque todas habían tenido el mismo regalo, una Monster High y este es un dato curioso que analizaremos en otro momento porque el modelo de belleza que esta muñeca supone y la invasión que está realizando es digna de una entrada propia.

2) Las niñas tienen juguetes para aprender a cuidar (bebes, animales, etc.) y a manejar una casa (casitas de todo tipo)

3) Los niños no aprenden a ser papás ni a cuidar a ningún bebé, tienen juguetes que les ayudan a moverse más y a vivir aventuras.

4) Los niños reciben muñecos también pero no sirven para aprender a cuidar sino a representarse a ellos en los juegos y con un modelo de fuerza y violencia.

la foto 3

 

Tras el análisis, les decía a mi alumnado que estaba muy triste con Los Reyes Magos porque habían traído juguetes sexistas y les explicaba lo que significaba, juguetes diferentes para niños y niñas y que yo quería que de grandes pudieran saber de todo y hacer lo que quisieran y por eso era muy importante jugar con todos los juguetes. Al finalizar la clase, las niñas me decían, no te preocupes Amaya, nosotras vamos a jugar con los juguetes de niños y los niños igual, vamos a jugar con las muñecas porque yo quiero aprender a ser un buen padre.

Mi idea es seguir reiterando la idea básica, NO HAY JUGUETES DE NIÑOS Y DE NIÑAS, hay juguetes y con ellos aprendemos muchas cosas necesarias.

Aquí les dejo algunas de las reflexiones en forma de dibujo que hicieron:

la foto 2 (1)

la foto 1 (1)

 

 

Amaya Padilla Collado

Mi nombre es Amaya y soy maestra de Apoyo a las n.e.a.e (necesidades específicas de apoyo educativo) desde el 2002, año en que entré a formar parte del Cuerpo de Maestrxs de la Consejería de Educación de Canarias. Maestra de Educación Infantil y Psicopedagoga, acreditada en Igualdad, con un único deseo, llenar las mochilas de nuestrxs peques para que aprendan a ver y pintar el mundo con todos los colores del Arco Iris.

Related Post